terapia craneo-sacral

La terapia cráneo-sacral está basada de la existencia de una pulsación rítmica sutil que surge en los tejidos y fluidos del núcleo del cuerpo, es decir del líquido céfalo-raquídeo y que se denomina Impulso Rítmico Cráneo-Sacral.

Dicha terapia consiste en una técnica manual, sutil y de efecto profundo para ayudar a detectar y corregir los desequilibrios del sistema cráneo-sacral que puedan ser la causa de disfunciones sensitivas, motoras o neurológicas.

El sistema cráneo-sacral envuelve al cerebro y la médula espinal, así pues está relacionado con la salud y el bienestar del cuerpo en su totalidad.

 La terapia cráneo-sacral se utiliza para tratar una gran variedad de problemas de salud, al ser tan suave y segura es apropiada para todas las edades, incluso en bebés,  durante el embarazo y posparto, después de una operación, un accidente, etc.

La terapia se realiza durante unos 30 minutos de duración  y el terapeuta no aplica fuerte presión, sino que a través de sus manos con un contacto suave y sensible, libera la tensión proporcionando al sistema fisiológico la libertad necesaria para su correcto funcionamiento, equilibrando el ritmo del movimiento cráneo- sacral en cualquier parte del cuerpo.

A través del tratamiento cráneo-sacral, los profesionales obtienen una gran información acerca del paciente y sus dolencias como respuesta a traumas físicos, tensiones o problemas emocionales que han provocado una contracción en los tejidos del organismo.

Por ello a través de esta terapia, se liberan estos patrones de contracción, liberando tensiones y la energía que antes el cuerpo empleaba para mantenerlas, lo que se traduce en una relajación profunda y aumento de la energía vital.

En la Clínica Aguirre aplicamos la terapia cráneo-sacral a personas con distintos tipos de dolencias o necesidades, ya que algunas de los problemas que tratamos a través de ella son:

  • Estrés, Depresión y Ansiedad
  • Dolores Articulares, ATM (mandíbula)
  • Traumatismos craneales
  • Lumbago, Ciática
  • Problemas Cervicales
  • Migrañas, Neuralgias
  • Parálisis Facial
  • Dificultades en el Embarazo y Posparto
  • Problemas Digestivos
  • Insomnio
  • Hiperactividad