¿Qué es?

El drenaje linfático manual es un tipo de masaje que consiste en maniobras y movimientos suaves,lentos y repetitivos que favorecen el funcionamiento del sistema linfático.

El SISTEMA LINFÁTICO es una  red de vasos por los que circula la linfa ,(=liquido denso constituido por proteínas  sales minerales, grasas, agua…), la cual se forma en los tejidos y circula en sentido ascendente hasta entrar en el sistema circulatorio a nivel del cuello.

Nuestro l sistema linfático participa en la regulación de este equilibrio, ademas de ayudar al proceso de eliminación metabólica, intervenir en la respuesta inmunológica y ser fuente de purificación y limpieza

¿Cuándo se Aplica?

– Inflamaciones o edemas: linfedemas, lipedemas, sinusitis, hematomas, cicatrices, después de operaciones, edemas por el embarazo.
– Dolores de los miembros musculares.
– Lesiones deportivas (esguinces…) y en dolores crónicos tipo artrósicos.
– Estrés, ansiedad.
– Migrañas, dolores de cabeza.
– Varices venosas.
– Estreñimientos.
– Dolores menstruales.
– Después de cancer tratados (por extirpación de ganglios).

 

 

Efectos del Drenaje Linfático Manual

Disminuir el edema: provoca una salida de liquido que no debe estar en los espacios intercelulares, para que por el sistema linfático conducirlo al torrente sanguíneo y eliminarlo.

En el sistema nervioso (antiestrés) : actúa directamente sobre el sistema neurovegetativo ya que al realizarse maniobras lentas, monótonas y rítmicas aumenta la función parasimpática de manera involuntaria.

En la musculatura: relaja la musculatura y regula el peristaltismo intestinal.

En el sistema inmunitario: favorece las defensas del organismo aumentando la producción de células y anticuerpos para la defensa de éste.

En el embarazo se producen una serie de cambios corporales en todas las mujeres que en muchos casos pueden provocar molestias y dolores, siendo casi la mitad de estos, de espalda, pudiendo existir desde los primeros meses hasta el final de la gestación.

  • Lumbalgia
  • Dorsalgia
  • Cervicalgia
  • Calambres en gemelos, planta del pie…
  • Sobrecarga muscular
  • Lumbociática.
  • Dolor perineal
  • Retención de líquidos
  • Edemas en piernas, tobillos…